sábado, 1 de octubre de 2016

HISTORIAS DE OLAVARRIA LLEGÓ A SU FIN




Walter Minor

Hace 6 años comencé con este blog de historias locales, tratando de cubrir una falta de información sobre nuestra historia olavarriense.

Desde siempre, los organismos oficiales, mandaban a los alumnos o docentes a consultarme, debido a que ellos no podían cubrir dicho vacío, entonces, como no podía darle una respuesta a todos, porque no es esta mi actividad, decidí crear este sitio que hasta hoy, gestó más de 100 historias locales.
Hasta que este lugar se creó, fui el único que rescataba las historias locales y las plasmaba en libros, pero desde la aparición de “Historias”, son al menos 4 los historiadores que han surgido con la modalidad revisionista y puntillosa, por lo que, creo, cualquiera puede tomar la posta y cubrir este espacio.

Desde el blog, surgieron charlas, se gestaron encuentros entre personas que hacia tiempo que no se veían, se consiguieron trabajos. Se tomaron apuntes para turismo local y archivo histórico, se estudió en las escuelas.

Varios artículos fueron tomados por antropólogos foráneos, estudiosos y escritores variados que dejaron asentados en sus bibliografías, el nombre del sitio y por supuesto, quedó impreso el nombre de nuestra ciudad.

Hace 17 años que escribo sobre nuestra historia y he tenido que sortear muchos palos en la rueda, como le ha ocurrido a quienes se adentran en el revisionismo. Desde no financiarme ningún trabajo, hasta el extremo de que cuando el Concejo Deliberante consideró de interés municipal mis trabajos, el Ejecutivo de Vitale y Eseverri (padre),lo ignoró.

Nunca conseguí apoyo ni de Juan Waldemar Wally (Peronista – radical) en principio, Eduardo Rodríguez (Radical – Justicialista FPV, obediente ninguneador, quien ahora, desde la oposición, ha creado ¡un sitio cultural para los que no son tenidos en cuenta por la política!!!... Hipocresía que le dicen) ni Diego Lourbe (Radical – Justicialista FPV), por lo que lo poco o mucho que hice, fue poniendo un dinero que no me sobraba.

Creí que podría haber ahora un cambio de actitud, pero ni a Ezequiel Galli (a quien envié base de un proyecto), ni a Jorge Larreche (que conoce bien mi trabajo, aunque no lo entienda), ambos PRO, les importa un bledo lo que sea cultura o difusión de lo local.

Sostener el blog se me ha tornado imposible y por lo antedicho, ya no vale la pena tratar de convencer a quienes están en política para defender su campito y colocar a funcionarios en lugares en los que no entienden y no son capaces de aprender, siendo pluralistas y convocando a los actores a debatir.

La política es el arte de hacerle ganar unos pesos fácil a parientes y amigos, la mujer de, el tío de y la novia de…..

Ante toda esta porquería, que no pretende evolución alguna, ni brindar lo mejor a los habitantes, sino a sus amigos o militantes, es que encontré inútil preocuparme por hacer el trabajo que no me corresponde.

Solo me queda agradecerle a los lectores, a los que confiaron, a los que les ofrecí lo más que pude, a los sponsors de mis últimos libros y… por sobre todo, a aquellos que me ayudaban en privado, cada vez que me equivocaba en algo…

Continuaré con la historia, pero ya no con la de Olavarría, de la que solo hablaré muy poco en mi sitio Facebook, cada tanto.

Menos a la política, muchas gracias a todos por acompañarme en este intento de llenar un vacío que el municipio ignoró olímpicamente.

Abrazo grande

WALTER